Psicólogo Mérida Alfonso Galán. www.psicologomerida.com

PARA PROGRAMAR UNA CITA: 99 92 44 88 04

image space

image space

Mi Relación Con La Comida

La comida es parte de nuestro día y representa muchas cosas para muchas personas. Todos tenemos una relación con la comida. Para una abuela, la comida en familia de los domingos representa amor y unidad familiar. Para un deportista profesional, representa fuerza y energía. Para una persona triste o estresada, representa alivio. Para una persona que lucha diario con su peso, representa una amenaza a su bienestar y autoestima. La comida puede tomar una variedad de significados en nuestras vidas. Es esencial entender tu relación con la comida para vivir en paz con tus hábitos alimenticios. ¿Qué es la comida para ti?

La comida es emocional; está conectada con nuestras emociones de una manera muy directa. En el ámbito social representa amistad, diversión y cariño entre amigos. En el amor, una cena preparada con cariño por un familiar o tu pareja te hace sentir querido y apreciado. Cuando estás sintiendo emociones negativos (tristeza, enojo, desesperación, preocupación, etc.), la comida es un rescate. Estudios han mostrado que hasta tu autoestima se refleja en tus hábitos alimenticios (Obesity Research, Volumen 9 No. 4, 2001). Personas con bajo autoestima son más propensas a comer comidas menos nutritivas y más grasosas. A lo contrario, personas con un autoestima sana suelen comer de una manera más consciente del valor nutritivo. Existe una pregunta clave que deberías hacer cada vez que vas a preparar una comida o pedirla en un restaurante: ¿Cuál es mi relación con la comida que estoy a punto de preparar o pedir?

La psicología de la comida es compleja. Lo que comemos representa como nos sentimos de nosotros mismos y la vida en general. Nuestra relación con la comida puede ser tan sana o tan destructiva como lo decidimos. Nuestras emociones son un factor principal en las comidas que elegimos. A veces elegimos ciertas comidas por placer, y otras veces por lidiar con una emoción difícil. Muchas veces comemos comidas grasosas y pesadas por enojo hacía nosotros mismos u otros. Luego nos sentimos culpables y nuestra auto-estima sufre cuando esta conducta se repite.

Puedes hacerte las siguientes preguntas antes de comer para mejor entender tu relación con la comida.
• ¿Cuáles emociones estoy sintiendo en este momento?
• ¿Me siento feliz o estoy triste, estresado, etc.?
• ¿Tengo una buena auto-imagen?
• ¿Hay alguna preocupación que me está molestando demasiado?
Estar consciente de tu estado de ánimo, nivel de estrés y tu auto-imagen te ayuda entender la comida que escoges y porque la escoges. Claro, vale mencionar que consentirse en vez en cuando con una comida sabrosa también puede ser sano, siempre y cuando las emociones e intenciones son buenas. Yo no le negaría una pizza sabrosa o una hamburguesa jugosa a nadie. Hay ocasiones cuando queremos disfrutar la comida al máximo y no deberíamos sentirnos culpables. El problema existe cuando las elecciones de comidas más grasosas y menos nutritivas se repiten con frecuencia. Es entonces que tenemos que reflexionar y preguntarnos el porqué.

Te recomiendo empezar a ver a la comida como un regulador de ánimo en vez de permitir que tu estado de ánimo regula lo qué comes. El elegir comer alimentos sanos y nutritivos es una manera de mostrar cariño hacía ti mismo. Te vas a sentir mejor cuando eliges una comida sana con la intención de hacer algo positivo para ti. De la misma manera, cuando estás triste, enojado, o te sientes inseguro, el elegir una comida sana es una oportunidad para convertir esas emociones negativas a unas positivas porque estás haciendo algo bueno para ti.

¿Cuál es tu relación con la comida? Como has leído, lo que comes es un buen indicador de tu estado emocional. Somos cuerpo, mente y alma. Todo está conectado. La comida es una parte esencial de nuestras vidas y lo que comemos se refleja en nuestro cuerpo y es un reflejo de nuestra mente y alma. Que tu relación con la comida siempre sea una de amor y cariño hacía ti mismo.

Alfonso Galán, Psicoterapeuta.
Citas: 99 92 44 88 04
alfonso@psicologomerida.com
Facebook: PsicAlfonsoMerida
www.psicologomerida.com

Más Artículos